TripAdvisor: el mejor restaurante de Londres era una estafa
478
post-template-default,single,single-post,postid-478,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Convirtió su cobertizo en el mejor restaurante de Londres engañando a TripAdvisor

Sabemos desde hace tiempo que muchas de las críticas de TripAdvisor son falsas. Las verdaderas representan las voces de nuestros clientes que nos cuentan nuestros fallos y nos hacen reflexionar y crecer, y siempre las acojemos con agradecimiento porque siempre nos hace falta la mirada del otro para avanzar y poder repartir más felicidad con nuestras comidas y las luces de nuestros locales.

Las falsas nos hunden, nos deprimen, y nos dejan con una sensación de injusticia y de que el mundo no puede ser así.

Sabemos que había agencias que, pago mediante, escriben comentarios excelentes sobre tu negocio, y otros pésimos a la competencia. Nunca hemos querido caer en eso porque nos parecía estafar la voz de nuestros clientes, incluso aunque no estuviésemos bien en el ránking de TripAdvisor y eso nos hiciese perder clientes.

Nos duelen mucho las críticas falsas, esas que no tenemos ninguna duda de que son falsas y están escritas desde una agencia. Por ejemplo, cuando escriben que nuestros productos son congelados.

Siempre hemos pensado que, de algún modo, se iba a destapar el engaño, que TripAdvisor caería, que se iba a descubrir la estafa. Esperamos que esta noticia de hoy ayude a que caiga la plataforma o que nos haga reeplantearnos a todos el daño que puede hacer a muchas empresas que no cedemos en su estafa.

Gracias a Oobah Butler por sacar a luz esto que tantos restaurantes sabíamos. Ojalá que el próximo reportaje de investigación sea sobre la estafa que se está cometiendo contra los niños en muchos comedores escolares. Por favor, periodistas, ¡investigad!


«Convirtió su cobertizo en el mejor restaurante de Londres engañando a TripAdvisor», en La Vanguardia.

¿Se puede llegar a ser el mejor restaurante de Londres sin llegar a ser un restaurante? Esta fue la idea de un blogger de Vice, Oobah Butler. Y lo consiguió. Engañó a Tripadvisor con reseñas falsas y llegó a liderar el ranking de mejores restaurantes de la capital inglesa, un logro que explica en su post.

Antes de trabajar en el popular medio, Butler confiesa que trabajó en una plataforma que vendía reseñas falsas en webs como TripAdvisor y Yelp! Escribir reseñas falsas por 10 libras le hizo pensar si existirían restaurantes falsos. Así fue como decidió comprobarlo por sí mismo y montó el suyo propio: The Shed at Dulwich (El cobertizo de Dulwitch). Era abril de 2017.

Para lograr engañar a todos e incluso al propio sistema de críticas hizo algunas fotos bien enfocadas a su cobertizo desordenado, se compró un móvil de prepago, creó una página web y también publicó imágenes de sus creaciones culinarias ficticias, hechas a partir de productos no culinarios: desde pastillas de limpieza para inodoros y crema de afeitar, hasta esponjas para lavar platos y también usar su propio pie como decoración.

Al iniciar su iniciativa, el cobertizo ocupaba el último puesto de Tripadvisor, es decir, el 18.149. Sin embargo, colarse entre los 10.000 mejores fue fácil y se logró en poco tiempo gracias a la ayuda de amigos y gente cercana que realizaron reseñas creíbles utilizando diferentes métodos para burlar el algoritmo de seguridad de la plataforma de TripAdvisor.

Al entrar en la lista de los 10.000 mejores, Butler empezó a sufrir las consecuencias de la fama de su cobertizo. Llamadas, emails, reservas con una antelación de 4 meses… No lo podía creer. Sin darse cuenta, el restaurante al poco tiempo ya estaba el 1.456 en el ranking y para finales de Agosto, el 156. Y aquí es cuando (ya sí) empieza el desmadre, explica.

Las empresas empezaron a usar la ubicación estimada del establecimiento en Google Maps para enviar muestras gratuitas. También empezaron a ponerse en contacto muchas personas que querían trabajar en The Shed. Posteriormente, el consejo municipal enviaba por correo electrónico una petición para mudarse a Bromley, en un espacio que estaba en desarrollo.

También recibió llamadas y peticiones de una productora australiana y de una agencia de relaciones públicas que le prometía que se publicitaría en el medio inglés Mail Online con un lanzamiento temático de Batman y la aparición de una actriz británica.

El 1 de noviembre logró lo que se había propuesto: era el número 1 en el ranking de restaurantes de Londres. En este momento, Butler vuelve a cuestionar cómo de verídica es la plataforma web, que asegura que dedica “tiempo y recursos significativos para asegurar que el contenido en TripAdvisor refleje las experiencias reales de los viajeros reales”.

“Al ganar al sistema”, explica que se puso en contacto para preguntar cómo es que había logrado eludir sus rigurosos controles. “En general, las únicas personas que crean listados falsos de restaurantes son los periodistas en intentos erróneos de probarnos”, responde un representante por correo electrónico.

“Como no hay ningún incentivo para que alguien en el mundo real cree un restaurante falso, no es un problema que experimentemos con nuestra comunidad habitual; por lo tanto, esta ‘prueba’ no es un ejemplo del mundo real”, sigue el mail. Algo que Butler considera normal ya que casos como el suyo deben haber pocos.

El representante añade que “la mayoría de los estafadores solo están interesados en tratar de manipular los rankings de empresas reales”, por lo que la “distinción entre intento de fraude por parte de un negocio real, en oposición al intento de fraude por un negocio inexistente, es importante”.

Para atrapar a estas personas, TripAdvisor utiliza “tecnología punta para identificar patrones de revisión sospechosos” y dice: “nuestra comunidad también puede informarnos sobre actividades sospechosas”. Para demostrarlo adjuntaron un estudio de 2015 que encontró que “el 93 por ciento de los usuarios de TripAdvisor dijeron que las evaluaciones que leyeron eran precisas de la experiencia real”.

Una vez logrado su objetivo y después de rechazar cientos de llamadas y correos, se le ocurrió abrir un The Shed at Dulwich real. Nunca había tenido más de tres invitados en casa, dice, así que pensó en presentar el “restaurante” como estaba descrito en la página web, pero no les sirvió comida como la de las imágenes, los recibió con comida prefabricada. En total, se gastó 31 libras en el supermercado.

Butler concluye su escrito haciendo una valoración de la cena. “Invité a la gente a un restaurante con sillas apresuradamente montadas fuera de mi cobertizo, y se fueron pensando que realmente podría ser el mejor restaurante de Londres, solo por la clasificación de TripAdvisor. Podrías mirar esto cínicamente, argumentando que el olor de Internet es tan fuerte hoy en día que las personas ya no pueden usar sus sentidos correctamente. Pero me gusta ser positivo. Si puedo transformar mi jardín en el mejor restaurante de Londres, literalmente todo es posible”.

Aunque la entrada en TripAdvisor ya no existe, puede verse una antigua versión de archivo aquí.

No Comments

Post A Comment