Nace Siete Valles de Montaña, la primera cooperativa de ganaderos ecológicos de Cantabria - Spanish Food Revolution
417
post-template-default,single,single-post,postid-417,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Nace Siete Valles de Montaña, la primera cooperativa de ganaderos ecológicos de Cantabria

Formada por seis ganaderos cántabros de varios valles de Cantabria, y con el apoyo de Deluz y Compañía, nace Siete Valles de Montaña, la primera cooperativa cántabra de ganaderos ecológicos en la comunidad autónoma. La carne de ternera ya está a la venta en varios locales comerciales de la región —La Ecotienda, y Herbolario La Salud, en Santander; Natur Ecotienda, en Torrelavega; y Biodavida, en Cabezón de la Sal—, donde se pueden adquirir diferentes tipos de bandejas de filetes, hamburguesas, carne picada, solomillo, carne de guisar y entrecots, todos ellos con la certificación ecológica del Consejo Regulador Agricultura Ecológica (CRAE).

Los beneficios de esta cooperativa afectan a varios sectores. El primero, es la salud del consumidor; la carne de las terneras criadas de forma ecológica no solo es más sabrosa, sino que contiene nutrientes como los ácidos grasos omega-3 que ayudan a mejorar la hipertensión, la obesidad abdominal y los niveles de colesterol. Además de la ausencia de químicos, antibióticos y fitosanitarios durante el manejo de los animales y pastos.

En segundo lugar, queremos que los ganaderos que forman Siete Valles de Montaña —Aurelio Barrio (Polaciones), Ángel Luis Gutiérrez (Polaciones), Ovidio Torre (Polaciones), Azucena Barquín (Iguña), Beatriz Argüeso (Valderredible) y María Montesino (Campoo)— puedan seguir llevando la vida que han elegido en las montañas de Cantabria, sin temer a la paulatina extinción de las formas de subsistencia tradicionales en el medio rural que afecta en la actualidad a España. “Con la ganadería puedo ser dueña de mi tiempo, tomo mis propias decisiones. Los animales viven libres; van, vienen y comen cuando les apetece. No me siento esclava”, ha afirmado la vicepresidenta de Siete Valles de Montaña, Beatriz Argüeso.

La cooperativa también ayuda a proteger el medioambiente porque, gracias al pastoreo, los montes se mantienen libres de incendios y los campos crecen con fuerza. El bienestar animal es fundamental en la ganadería ecológica, por eso es extensiva, de forma que los terneros son criados en semilibertad, donde engrasan gracias a la leche materna, al pasto y a los cereales y forrajes ecológicos.

Y también revierte en la sociedad porque el catering Depersonas cocinando con sentido, formado por miembros de la asociación Ampros, alimenta diariamente a más de 400 escolares de colegios públicos de Cantabria y otros 600 ciudadanos en centros de mayores y centros sociales con esta carne ecológica de Siete Valles de Montaña.

“Estoy convencida de que el futuro es la ausencia de químicos en la carne. Por salud y por conciencia social”, ha explicado la presidenta de la cooperativa, María Montesino. La ternera ecológica de Siete Valles de Montaña recupera las cualidades organolépticas de la carne—gracias al alimento que ingieren los animales en los pastos de altura con más de 60 especies de flores distintas—, es más saludable y, además, contribuye al cambio social a través de proyectos colaborativos que mejoran la calidad de vida de muchas personas en su día a día.

 

No Comments

Post A Comment